Archivo de la categoría: Facebook

Ejemplo práctico de como tratar a un TROLL

Ejemplo práctico de como tratar a un TROLL

Si, es verdad, no soy nada original. El tema de los “Trolls” es antiguo y se arrastra desde que las personas pueden comunicarse.

Había Trolls en el colegio que molestaban por que sí, y Trolls en los inicios de las redes en las llamadas BBS  y Trolls en todos los sistemas de chat y de foros.

Así que era de suponer que también los habría en Twitter, Facebook y otras redes sociales.

Lo que un Troll busca es incordiar y  levantar la polémica. Es en muchos casos la versión cutre del “macarra de barrio” que incapaz de adaptarse a una sociedad libre y plural la toma contra todos sin motivo.

 “Mira la que he liado” se dicen a si mismos satisfechos y se escabullen por la puerta de atrás después de una de sus actuaciones.

En general el Troll sabe poco del tema del que habla, de hecho la mayoría de las veces no le interesa. Tiene ademas un manejo de un vocabulario limitado, y de ahí que Insulte, grite, amenace y pierda los papeles quedando en evidencia tras sus intervenciones. Por esto no tiene sentido “seguirles el rollo”.

Otra característica de este es que no suele escribir con su nombre y apellidos y entonces para que discutir con alguien que es seguramente cobarde por naturaleza.

Es difícil conocer las causas de este tipo de comportamientos.

Pongamos un ejemplo real.

Leyendo mi timeline de Twitter encontré un tuit en el que se tachaba de “Represora” a una política. El tuit apuntaba a un post en un blog en el que hablaban de lo malísima que era esta política (no es importante el fondo). Pero se usaban expresiones poco afortunadas sobre ella. Esto creo que no era necesario, sea el color de la política en cuestión el que sea.

Tras leer el post hice un comentario al tuit de forma educada. Pensaba yo que las redes sociales están precisamente para fomentar el dialogo pero, lo que paso, es que el escritor del post me respondió con este exabrupto:

 

Claro, era evidentemente un Troll. Bastaba fijarse en el lenguaje. Así que lo deje pasar evitando así una discusión que a nadie le habría aportado nada interesante.

Que razones tiene un Troll para ser así.

Esta es una de las cosas que debemos entender para no responder a un Troll.

No sabemos cuales son sus razones por que igual no tiene ninguna, o la lista podría ser tan larga que no quepa en este post. Vemos algunas posibilidades

  • Problemas de índole psicológico
  • Mala educación
  • Hemorroides que les agrian el carácter
  • La estupidez humana que no tiene limites
  • Disfunción eréctil
  • Porque le da la gana.
  • Una mezcla de varias de las anteriores
  • Otras diferentes y más graves.

 Veis, el abanico es tan amplio que nunca acertaríamos y al final de la discusión solo perderíamos seguidores, molestaríamos a otros que tienen cosas mejores que hacer, perderíamos tiempo, ancho de banda, reputación on-line y sobre todo ,el Troll seguiría igual.

Así que en situaciones similares os recomiendo encarecidamente la aplicación de un viejo remedio castellano:

A palabras necias, oídos sordos” y después “Cada mochuelo a su olivo” y sin molestar a los demás.

 Una reflexión corta de Luis García-Rosales y de Lossada