Emprender para Sobrevivir

Emprender para sobrevivir

Estamos en un momento de cambios, hay crisis económica y el alto índice de paro esta convirtiéndose en el ecosistema de una “especie” de emprendedores que, no deciden serlo por si mismos, se ven abocados a ello por sus situaciones personales.

Montones de parados de edad media que tras trayectorias de trabajo en empresas asentadas se encuentran ahora en la calle teniendo que afrontar nuevas salidas simplemente para poder comer y pagar los gastos a fin de mes.

En estas situaciones, la desesperación juega malas pasadas y favorece la comisión de errores de principiante que pueden tener fatales consecuencias.

La situación ideal

La situación ideal para un emprendedor implica varios factores:

  • Conocimiento profundo del mercado al que quiere ir.
  • Economía saneada. Ya sea por disponer del capital para iniciar un nuevo proyecto, o por que se dispone de trabajo y una situación económica familiar que permite arriesgar con menos miedo.
  • Disponer del equipo (personas) que el proyecto requiere.
  • Motivación, pues empezamos un proyecto desde una situación favorable.

Hay mas factores pero estos son los fundamentales y el problema surge cuando se llega al emprendimiento desde una situación mucho mas complicada.

El punto de partida para un “emprendedor-superviviente”

  • Conocimiento limitado de su mercado: Esto tiene que ver con el hecho de que desde su puesto de trabajo solo conoce una parte del proceso de negocio y del mercado al que quiere llegar.
  • Economía de guerrilla: En muchos casos sin apenas indemnización y cobrando un paro mínimo se ven en la disyuntiva de iniciar un proyecto sin apenas inversión o arriesgándose a jugar con todo el dinero de la prestación de desempleo para invertirla en el negocio.
  • Poca capacidad para crear el equipo. En muchos casos no puede permitirse pagar personal con lo que se apoya en amigos y familiares que puedan ayudar.
  • Una situación familiar compleja en la que, si el negocio no funciona, se juega muchas cosas.
  • Motivación por presión: Dada la precaria situación de partida, se utiliza esta para buscar salidas rápidas para poder comer.

Y ahora que hago para vivir?

exito

En estas circunstancias podemos tener en cuenta algunos factores antes de empezar a emprender:

  • Es fundamental plantearse negocios que sean realmente asumibles. Sobre todo en “servicios” hay mucho campo en el que es posible empezar por muy poco y sin apenas inversión.
  • No será necesaria una facturación alta, lo necesario para comer y los gastos llega, pero esta debe proveer un flujo mas o menos constante de dinero.
  • También es importante no meterse en aventuras en las que no tengamos claros los objetivos, desconozcamos el mercado, y tratar de ser austeros en las ideas. Si una idea es buena crecerá.
  • Ser cuidadoso en la elección de socios, no dejarse llevar por promesas de un supuesto “inversor” del que sabemos poco pero que quiere la mitad de nuestro negocio. O de colaboradores excesivamente optimistas pero que no están en una situación parecida a la nuestra y se permiten fantasear sin mucho sentido.
  • Aléjate de “chanchullos” multinivel que solo te darán perdidas.
  • Busca asesoramiento.  Si crees que puedes hacerlo todo estás equivocado.
  • Hazte siempre la pregunta del millón “Cuanto tiempo puedo estar sin ingresos y que pasa si la cosa no va?”. Piensa en esta pregunta no solo desde el punto de vista económico sino también del familiar, del psicológico, analiza las consecuencias con objetividad.
  • Usa las redes sociales y comenta tu idea con otros posibles empresarios que te ayudaran a definirla y te darán visiones diferentes que te serán útiles.
  • Ve a reuniones con otros emprendedores. Compartir conocimientos y experiencias siempre te será útil.

Suerte amigo y mucho ánimo

Si estas en la situación que he descrito espero que estas ideas te ayuden con tu proyecto. Hacen falta personas que se muevan, que sean creativas, que arriesguen.

La idea es minimizar en lo posible los riesgos para que cuanto antes, en tiempos razonables, tu idea te permita  comer y quizá crezca para ayudar a muchos más.

Una reflexión de Luis García-Rosales y de Lossada

Anuncios

4 Respuestas a “Emprender para Sobrevivir

  1. Para mí es fundamental lo que tú dice Luís, apoyarse en personas profesionales, es cierto que es difícil cuando uno está empezando, por lo que intenta solventarlo con amigos y familiares. Lo más grave es el caso de empresas que aún estando consolidadas lo siguen haciendo.A veces lo barato, sale caro.

  2. Totalmente de acuerdo. La mejor situación es emprender desde el propio deseo. En el camino hay piedras y si no estamos convencidos de a donde queremos llegar difícilmente los errores serán vistos como oportunidades.

  3. Me gusta el análisis que haces pero discrepo en algunos puntos: emprender a veces no es la “oportunidad” sino la “opción” y esa circunstancia de partida no creo que deba condicionar los resultados, siempre que la idea de negocio se ejecute en la forma adecuada 🙂

  4. Gracias Luis y demás comentaristas, desde mi humilde opinión para emprender hay que soñar, ilusionar, entusiasmar, creer en las posibilidades de uno mismo y sobre todo contar con personas que sepan aconsejar laboralmente. Por muchas ideas, estudios y dinero que tengamos sin ilusión y perseverancia no se puede EMPRENDER un camino que estará, casi seguro, lleno de obstáculos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s