Archivo mensual: junio 2012

Emprender para Sobrevivir

Emprender para sobrevivir

Estamos en un momento de cambios, hay crisis económica y el alto índice de paro esta convirtiéndose en el ecosistema de una “especie” de emprendedores que, no deciden serlo por si mismos, se ven abocados a ello por sus situaciones personales.

Montones de parados de edad media que tras trayectorias de trabajo en empresas asentadas se encuentran ahora en la calle teniendo que afrontar nuevas salidas simplemente para poder comer y pagar los gastos a fin de mes.

En estas situaciones, la desesperación juega malas pasadas y favorece la comisión de errores de principiante que pueden tener fatales consecuencias.

La situación ideal

La situación ideal para un emprendedor implica varios factores:

  • Conocimiento profundo del mercado al que quiere ir.
  • Economía saneada. Ya sea por disponer del capital para iniciar un nuevo proyecto, o por que se dispone de trabajo y una situación económica familiar que permite arriesgar con menos miedo.
  • Disponer del equipo (personas) que el proyecto requiere.
  • Motivación, pues empezamos un proyecto desde una situación favorable.

Hay mas factores pero estos son los fundamentales y el problema surge cuando se llega al emprendimiento desde una situación mucho mas complicada.

El punto de partida para un “emprendedor-superviviente”

  • Conocimiento limitado de su mercado: Esto tiene que ver con el hecho de que desde su puesto de trabajo solo conoce una parte del proceso de negocio y del mercado al que quiere llegar.
  • Economía de guerrilla: En muchos casos sin apenas indemnización y cobrando un paro mínimo se ven en la disyuntiva de iniciar un proyecto sin apenas inversión o arriesgándose a jugar con todo el dinero de la prestación de desempleo para invertirla en el negocio.
  • Poca capacidad para crear el equipo. En muchos casos no puede permitirse pagar personal con lo que se apoya en amigos y familiares que puedan ayudar.
  • Una situación familiar compleja en la que, si el negocio no funciona, se juega muchas cosas.
  • Motivación por presión: Dada la precaria situación de partida, se utiliza esta para buscar salidas rápidas para poder comer.

Y ahora que hago para vivir?

exito

En estas circunstancias podemos tener en cuenta algunos factores antes de empezar a emprender:

  • Es fundamental plantearse negocios que sean realmente asumibles. Sobre todo en “servicios” hay mucho campo en el que es posible empezar por muy poco y sin apenas inversión.
  • No será necesaria una facturación alta, lo necesario para comer y los gastos llega, pero esta debe proveer un flujo mas o menos constante de dinero.
  • También es importante no meterse en aventuras en las que no tengamos claros los objetivos, desconozcamos el mercado, y tratar de ser austeros en las ideas. Si una idea es buena crecerá.
  • Ser cuidadoso en la elección de socios, no dejarse llevar por promesas de un supuesto “inversor” del que sabemos poco pero que quiere la mitad de nuestro negocio. O de colaboradores excesivamente optimistas pero que no están en una situación parecida a la nuestra y se permiten fantasear sin mucho sentido.
  • Aléjate de “chanchullos” multinivel que solo te darán perdidas.
  • Busca asesoramiento.  Si crees que puedes hacerlo todo estás equivocado.
  • Hazte siempre la pregunta del millón “Cuanto tiempo puedo estar sin ingresos y que pasa si la cosa no va?”. Piensa en esta pregunta no solo desde el punto de vista económico sino también del familiar, del psicológico, analiza las consecuencias con objetividad.
  • Usa las redes sociales y comenta tu idea con otros posibles empresarios que te ayudaran a definirla y te darán visiones diferentes que te serán útiles.
  • Ve a reuniones con otros emprendedores. Compartir conocimientos y experiencias siempre te será útil.

Suerte amigo y mucho ánimo

Si estas en la situación que he descrito espero que estas ideas te ayuden con tu proyecto. Hacen falta personas que se muevan, que sean creativas, que arriesguen.

La idea es minimizar en lo posible los riesgos para que cuanto antes, en tiempos razonables, tu idea te permita  comer y quizá crezca para ayudar a muchos más.

Una reflexión de Luis García-Rosales y de Lossada

Anuncios

10 Malas prácticas en los #FF de Twitter y una recomendación

10 Malas prácticas en  los #FF de Twitter y una recomendación

Hace algún tiempo que le vengo dando vueltas a una costumbre de twitter que ha ido evolucionando hasta perder su sentido.

followfriday

La idea original del #FF  consistía en hacer “networking” ampliando nuestros seguidores y seguidos a través de las recomendaciones de unos y de otros.

Se supone que proponíamos a nuestros seguidores que comenzaran a seguir a alguien que, por su interés, considerábamos que podían seguir también.

Sin embargo con el tiempo esta practica degenera y lo cierto es que casi nadie hace caso de los #FF por que en muchos casos ha perdido su valor, no son de “calidad”.

Quiero compartir con vosotros algunos comportamientos que, bajo mi humilde opinión, son la causa de la inutilidad de muchos de los #FF. Todos ellos son comportamientos reales, leídos en Twitter de manera repetida.

1.- “#FF a todos mis seguidores”

Que valor tiene un #FF cuando no somos capaces de seleccionar a algunas personas que consideramos interesantes para el resto, no solo para nosotros. Sobre todo cuando entre tus seguidores hay varios bots, trolls y usuarios por defecto que ni te molestas en bloquear y reportar.

2.-“#FF a los que me han hecho #FF”

O sea que tengo que ponerme a mirar en tu TL, con el poco tiempo que tengo para buscar quien te ha hecho #FF y, me interese o no, seguirlos “porque tu lo vales”. Si, ya sé que se puede buscar pero es una mala práctica de nuevo.

3.- “#FF a mis compañeros de trabajo @uno y @dos y @tres que geniales ellos”

Hay empresas que cada viernes repiten en mismo cansino ritual que consiste en que cada uno hace #FF a sus compañeros de trabajo. Hay una versión “autobombo corporativo” que se acompaña de vacíos adjetivos como “#FF a @pepito muy grande y genial” o “#FF a @menganito por ser parte de un impresionante equipo,  el de nuestra empresa que es la mejor”.  Si fuera la mejor quizá no necesitaría tanto autobombo y tanto #FF. Los seguidores llegarían solos. Además me parece egoísta y da a entender que no hay entre tus seguidores mas personas a quien es interesante seguir. Si, sois sin duda los mejores. (#LOL)

4.-“#FF a @uno @dos @tres los mas activos de mi TL”

Es también un #FF para vagos pues en muchos casos es un mensaje automático de una herramienta que revisa quien ha interactuado mas con nosotros y los incluye en un #FF.

Lo que pasa es que alguien, poco interesante y muy aburrido, puede haber interactuado con nosotros muchísimo y a los demás… no aportarles nada en absoluto.

5.- “#FF a @uno @dos @tres @cuatro @cinco @seis @siete @ocho @etc”

A ver, ¿Tan ocupado estás que no puedes contarnos que te aporta cada una de esas personas a las que esperas que sigamos? Si, es cómodo, de nuevo. Y demuestras ser bastante vago, pero seguro que no te lleva tanto dedicarle unas palabras a cada #FF

6.- “Todo el que hable de mi/ponga mi foto en su avatar/me haga RT tendrá un #FF el viernes”

Pues vaya, ¿No? Estas actitudes son un poco egocéntricas y por otro lado ¿Venderse por un #FF? De nuevo son una mala práctica este tipo de ofertas.

7.-“#FF aunque es martes para @pepito”

Pues no, esperas tranquilamente al viernes y asunto arreglado. Total son solo tres días. ¿No eres capaz? Alguien que merece ser seguido el martes debería poder ser seguido el viernes. Ya se, igual se acaba Twitter, o hay un terremoto, o nos atacan los alienígenas  y vamos a perdernos a ese usuario esas pocas horas.

8.- “#FF a @pepe y ven a comprar a nuestra tienda estamos de oferta”.

A esto se le llama “apuntarse a los trenes baratos”.  Si, ya sabemos “los expertos en social media” que es bueno aprovechar en lo posible los “hastag” para mover nuestra cuenta . Sin embargo esto es SPAM puro  y duro y queda muy feo.

9.- “Me gustaría que le hicieran #FF a @pepe @pipo y @pupe”

Anda. ¿Y por que debemos hacerlo? En muchos casos no los conocemos de nada y ni siquiera nos explicas por que a ti te parecen interesantes, ni siquiera les seguimos  y ¿Ya tenemos que hacerles un #FF?. Empieza por hacer tu un #FF y explica las razones y ya veremos.

10.- “Hagan #FF a @uno para que llegue a los 1000 seguidores”

¿Solo por eso? ¿Es el único mérito, la única razón por la que esa persona es interesante y por eso debo seguirla?  Creo que es pobre el razonamiento y que aporta poco. Mala práctica de nuevo.

Como debería ser la práctica del #FF

Esto, por supuesto, es mi opinión. Ya dije en alguna ocasión que suelo tener una. Y por lo tanto, ya que es subjetiva no puedo esperar que se convierta en dogma de fe. No tengo la razón absoluta ni mando ni intención de polemizar. Pero así creo yo que debe ser la práctica correcta y eficiente del #FF.

Y, por cierto, a mi me funciona.

  • Cada viernes realizo entre dos y cuatro #FF, suelo anunciar incluso en la línea de tiempo que voy a hacerlos para que mis seguidores puedan estar pendientes.
  • Separo cada #FF en un único “tuit” y, salvo alguna excepción concreta, solo pongo una persona por “tuit”.
  • Siempre van comentados y explico, porque creo que aquellos que me siguen pueden seguir a quien recomiendo. Son mis razones, no siempre coincidirán con las de mis seguidores, pero por lo menos entienden porque he querido “presentar” a un usuario con el que seguro que he interactuado.
  • No suelo repetir #FF de manera que cada viernes los hago a personas diferentes. La idea es que crezca la comunidad.
  • Tampoco suelo hacer #FF fuera del viernes. Si durante la semana descubro que hay alguien que mis seguidores podrían  seguir lo apunto y el viernes  lo cito en su #FF
  • No suelo solicitar #FF teniendo en cuenta el numero de seguidores de quien “recomiendo” puedo pedir un #FF para alguien con miles de seguidores por que a mi me parece interesante y creo que puede aportar algo a los demás o a alguien con muy pocos por lo mismo.

Y por último, cuando alguien me hace un #FF lo agradezco en mi línea de tiempo. Aunque parezca obvio no siempre las personas cumplen con esta sencilla cortesía.

Espero que esta reflexión os resultara interesante.

Luis García-Rosales y de Lossada