“FollowYonkis” o cuando lo importante no es el contenido sino los seguidores.

Hoy voy a ser malo, y voy a perder seguidores pero me da igual. Y me da igual porque lo que suelo esperar es que mis seguidores lo hagan porque les parece interesante aquello que aporto. Ese es el criterio que yo tengo cuando sigo a alguien.

Algunos estarán de acuerdo, otros tendrán planteamientos diametralmente opuestos pero aun así pueden querer conocer mi forma de ver la vida, o lo que pienso sobre algún tema concreto.

En mi blog, este que lees, o en cualquier ámbito, tengo la mala costumbre de tener criterio, “uno concreto”, el mio.

Esta libertad se paga porque hay demasiada gente que con tal de ganar seguidores evitaran confrontaciones, se guardaran sus verdaderas ideas y seguirán esa corriente del “buenrollismo” que a veces impregna, de manera absurda las redes sociales.

Esto me recuerda un poco a esa actitud claramente machista del “ligón de discoteca”.  Veréis, el ligón de discoteca tiene una razón de ser, “ligar”. Acabar con alguna simpática componente del sexo femenino en alguna cama… o asiento trasero de su coche, dependiendo de “lo cutre” del personaje.( por si acaso os dire que esto vale tambien para otras tendencias sexuales).

Para hacerlo es fundamental que caiga bien.  Pasara la noche haciendo comentarios más o menos estudiados y estando de acuerdo en todo para que así, su víctima, crea haber encontrado su “igual” y la cosa salga como estaba planeado.

Si eres un ligón de discoteca, o quieres ganar seguidores en las Redes Sociales a toda costa, has de pagar un peaje similar. Portarte muy bien y dar a tus lectores justo lo que quieren oír, a costa de dejar de ser tú.

Los “Followyonkis” harán constantemente alarde de los números de seguidores y buscaran mas y mas y mas como una enfermedad, como quien da de comer a las palomas cada día y espera que estas vengan mismo banco del parque.

Esto, bajo mi punto de vista, desvirtúa la función de las redes sociales aunque quizá lo que pasa es que las redes no son más que el reflejo de la vida.

En psicología de la motivación, una de las psicologías básicas se habla de la “necesidad de la filiación” como una necesidad básica. La necesidad de tener amigos, de intercambiar cosas, luego  es algo innato, y algunos simplemente tienen una “hipernecesidad” de que muchos, a los que realmente no conoce,  en cada momento más, sepan hasta el más mínimo detalle de sus vidas.

No es mi caso. Trato de mantener un equilibrio entre lo personal y lo público y espero de mis seguidores que sean críticos conmigo y podamos fomentar un dialogo que nos ayude a aprender más.

Una reflexión de viernes de  Luis García-Rosales y de Lossada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s